Ruta de los Humedales. Las aves y las aguas

Tierra del Fuego: Rutas Culturales en paisajes extremos

Las Rutas Culturales representan una original iniciativa turística a nivel internacional, ya que ofrecen una atractiva interpretación del territorio de Tierra del Fuego a un número controlado de visitantes, los turistas de intereses especiales.

Este nuevo frente turístico, está plasmado en un conjunto de cuatro Rutas Culturales, cuyas narrativas se han seleccionado como ejemplos representativos de las características e historias de este territorio. Son el punto de partida para un desarrollo económico sostenible y respetuoso con sus recursos naturales y culturales. Las Rutas Culturales son:

  • Ruta Selknam. Territorios de caza y fuego
  • Ruta de las Estancias. La ocupación ovejera
  • Ruta de la Madera. El Almirantazgo Norte
  • Ruta de los Humedales. Las aves y las aguas

¡Bienvenidos! ¡Los invitamos a conocer y explorar Tierra del Fuego!

Las Rutas Culturales en Tierra del Fuego, situadas en el extremo sur del mundo, son el resultado de un proceso compartido entre las autoridades, los actores y  operadores locales; en donde el viajero experimenta nuevas vivencias basadas principalmente en su relación con la naturaleza y la cultura; la oportunidad de disfrutar de la magia inexplorada del territorio y de sus paisajes, por sobre la afluencia masiva de turistas.

Constituyen una iniciativa sustentable y con alto valor agregado del territorio fueguino, por lo que apuesta por una frecuencia equilibrada de visitantes, a los que se les ofrece un llamativo sistema de circuitos enlazados más que una simple secuencia lineal de recorridos. Una invitación a revivir el espíritu explorador del visitante.

Tierra del Fuego es un territorio posicionado en el imaginario cultural de occidente, el que ha sido activado por el ser humano a través de hechos sociales, económicos y materiales, adquiriendo así valores estéticos y culturales, entrelazando su historia y geografía bajo la forma de cinco estratos superpuestos, sobre los que se dibujan las llamadas Rutas Culturales que aquí se presentan.

Estos estratos le han dado la fisonomía que hoy conocemos. Están relacionados con el estatuto jurídico de Tierra del Fuego; sus características político-administrativas y geográfico-ambientales; el conjunto de narraciones y cartografías que nos han legado los navegantes, viajeros y científicos europeos; la historia de los aborígenes que la poblaron; y su posterior colonización económica. Cada Ruta, aunque sea específica, puede ser combinada con otra en ciertos tramos de concurrencia, conformando Rutas de mayor espesor, ya que es allí donde los hechos destacados de la geografía coinciden con acontecimientos históricos y sociales relevantes, creando de esta manera zonas con mayor peso cultural e intensidad territorial para el turista de intereses especiales.

El primer estrato está relacionado con el estatuto jurídico especial de Magallanes como zona extrema. En este sentido, Tierra del Fuego es una isla que se caracteriza por su alto nivel de aislamiento respecto del resto de Chile, con una población escasa y bastante dispersa, lo que brinda al viajero la posibilidad insertarse en amplias zonas con carácter casi virgen, espacios originales, primitivos y puros, los que seducen por su naturaleza ancestral sin cambios sustantivos hasta la fecha.

Por otro lado, la Isla posee un bajo nivel de accesibilidad y de cobertura de servicios públicos; presenta escaso desarrollo socio-económico; y tiene carencias en infraestructura vial, portuaria, aeroportuaria y de telecomunicaciones. Estas características, si bien dificultan la conectividad de la población y las actividades turísticas masivas, favorecen en cambio la experiencia de conocer la isla más grande al sur del continente americano, fomentando así el turismo de intereses especiales.

El segundo estrato tiene que ver con las particularidades geográficas y ambientales extremas de Tierra del Fuego, dada su posición al sur del paralelo 52°, las que determinan un territorio intenso, amplio, remoto y complejo, que ostenta un clima muy singular, definido por fuertes vientos, el soleamiento escaso y oblicuo, la presencia constante de lluvia y nieve, con cielos siempre cambiantes que permiten retratar un paisaje nuevo a cada minuto: las cuatro estaciones en un día.

Sus cualidades de excepcional belleza se ven reflejadas en un territorio que posee amplias llanuras centrales, con cierto relieve, las que dan lugar hacia el sur a la presencia de unos desmembrados Andes patagónicos, con el nombre de cordillera Darwin, que emergen, exclusivamente en esta zona del continente, en dirección oriente-poniente.

Los paisajes extremos que ofrece esta nueva oferta turística están conformados por una geografía en la que conviven lagos y cordilleras, glaciares y praderas, bosques y estrellas, con crepúsculos prolongados y sombras muy largas. Al mismo tiempo, el contorno de sus costas es generoso por donde se le mire ya que es rico en bahías, fiordos, canales, senos, cabos y ventisqueros.

Se pueden visitar lugares tan significativos como el humedal de bahía Lomas —declarado sitio Ramsar—; o  las praderas ventosas del norte de la Isla, las tierras bajas situadas entre bahía Inútil y bahía San Sebastián; el sitio arqueológico Tres Arroyos –Monte  de los Onas— y la sierra Carmen Sylva; los grandes cuerpos de agua del lago Blanco y lago Lynch; los bosques de lenga; el cordón de La Paciencia y el cerro Diamante; la falla geográfica compuesta por el seno Almirantazgo, el río Azopardo y el lago Fagnano; la bahía Yendegaia, por nombrar algunos de sus atractivos naturales.

El tercer estrato está ligado al conjunto de narraciones y cartografías compuestas por los navegantes, viajeros y científicos europeos, quienes desde Pigafetta a Darwin, desde Sarmiento de Gamboa a Gusinde, exploraron la Tierra del Fuego a partir del descubrimiento del Estrecho de Magallanes en 1520, proporcionando un vasto legado de representaciones y testimonios. La cartografía contiene piezas arcaicas, como el sector del Planisferio denominado Padrón Real de Turín de 1523, y planos modernos, como el plano de Tierra del Fuego impreso por F. De Agostini en 1959. Incluye, entre otros, los mapas de Santa Cruz (1540), Van Spilbergen (1614), Arellano (1619), Gerritz (1622), Keer (1645), Gotha (1887). Todos ellos han sido la inspiración para la generación de una cartografía digital contemporánea, desarrollada en el marco de esta iniciativa (2010 un producto nuevo que permite recorrer el territorio con seguridad y tranquilidad, apoyado en las últimas tecnologías de información y posicionamiento geográfico (SIG y GPS).

El cuarto estrato está relacionado con la rica cultura aborigen de los selknam, también llamados onas, asentada en Tierra del Fuego desde hace unos 110 siglos. El dominio de su territorio estuvo asociado con la institución del háruwen. Ésta destinaba a cada grupo familiar la explotación exclusiva de ciertas áreas muy bien demarcadas, cuyos límites exigían una estricta observancia, ya que su violación era causa de luchas entre linajes. Los selknam gozaban de ritos y tradiciones como el hain, su principal ceremonia destinada a la iniciación de los jóvenes, en la que se representaban los antepasados, los que al morir escogían transformarse en determinado elemento del territorio, dando forma a la tierra y el universo.

Para llevarla a cabo, los varones se recluían durante algún tiempo en la choza ceremonial, donde pintaban sus cuerpos y se cubrían la cabeza con grandes máscaras, convirtiendo sus anatomías en la encarnación de un conjunto de seres míticos, similar a una representación teatral de la actualidad, en la cual los diversos espíritus animaban una historia ancestral y sagrada. Entre otras pruebas, los candidatos debían enfrentar una cacería, la que se extendía por varios días, estimulando el coraje, la resistencia física, el manejo del arco y la flecha, la protección de las tormentas, el desciframiento de los rastros y la persecución de los animales de caza.

Por último, el quinto estrato se relaciona con el conjunto de asentamientos humanos que datan de fines del siglo XIX, los que surgen a raíz de la colonización económica y su consiguiente ocupación productiva, basada en la explotación de los recursos naturales de la Isla. Esta capa que vincula naturaleza, historia y patrimonio, agrega valor al paisaje natural conformando un paisaje cultural extremo.

En Punta Arenas, hacia 1880, los gobiernos chilenos de los presidentes Santa María y Balmaceda convocaron a inversionistas y empresas a postular al proceso de concesiones de tierras destinadas al desarrollo de la ganadería lanar en la Isla. Estas concesiones dieron lugar a la primera ordenación del territorio, basada en la distribución de cinco enormes estancias, definidas como asentamientos rurales, formados por cascos, secciones, puestos, caminos y pequeños puertos. Las principales estancias son: Gente Grande (1885); Springhill (1890); Caleta Josefina (1894); San Sebastián (1895); Bahía Felipe (1896); Cameron (1904); y Vicuña (1915).

En la bahía de Porvenir se fundó en 1894 la ciudad del mismo nombre, capital de la Tierra del Fuego chilena, creada con el propósito de dotar de una cabeza política y administrativa a la Isla, con el fin de afianzar la soberanía después del tratado de límites con Argentina de 1881. En un comienzo nació como campamento minero y luego se consolidó como centro de servicios y comercio, asociado con las nuevas actividades productivas de la ganadería ovina.

Asimismo, en la costa sur occidental fueguina se desarrollaron explotaciones forestales que abastecieron de madera a parte importante de la Patagonia. Destaca la instalación de Puerto Yartou, la que fue creada en 1908 por Alberto Baeriswyl Pittet, hijo de inmigrantes suizos. Su fundador inauguró la industria maderera en la zona, instalándose también otros asentamientos a lo largo del canal Whiteside y del seno Almirantazgo en Puerto Arturo, Puerto Cóndor, La Paciencia y Bahía Jackson.

Por último, hacia 1958, fue construido el company town de Cerro Sombrero, un establecimiento industrial, administrativo y residencial, a cargo de la Empresa Nacional del Petróleo (Enap), con el fin de establecer un asentamiento que facilitara la explotación de los hidrocarburos en Tierra del Fuego y en la cuenca del estrecho de Magallanes. Los principales enclaves petrolíferos en la Isla son: Manantiales (1945), Puerto Percy (1950), Cerro Sombrero (1958) y Cullen (1962).

 

Introducción

La “Ruta de los Humedales. Las aves y las aguas” incluye muy diversos y ricos escenarios naturales. Se trata de zonas de tierras húmedas, que se inundan permanente o intermitentemente, dando lugar a ecosistemas híbridos entre los puramente acuáticos y los terrestres, sean aguas interiores dulces o costeras salobres. Dentro de las primeras se incluyen los humedales al norte de Porvenir, en la zona de lagunas, entre las que destaca la laguna de Los Cisnes, declarada monumento natural; los de Filaret, en una agrupación de pequeños cuerpos de agua en las cercanías de la bahía San Sebastián –Argentina–; y las turberas de Karukinka, asociadas a los lagos –Blanco, Chico, Lynch y Escondido– y ríos del área –Grande, Cóndor, Paralelo y Azopardo–.

Los humedales costeros, en cambio, están representados por las dos más grandes bahías de Tierra del Fuego: al norte bahía Lomas, declarada sitio Ramsar como ecosistema de relevancia mundial para las aves migratorias; y al oeste bahía Inútil, en cuyo fondo el estuario del río Pantano ha dado origen a una atractiva colonia de avifauna austral.

Se presenta en forma de áreas específicas de interés en el territorio, siendo esta Ruta la más extensa entre las propuestas, abarcando prácticamente la totalidad de Tierra del Fuego chilena. Sus puertas asociadas son Porvenir y Primera Angostura, pudiendo acceder también a través de los dos pasos internacionales habilitados en la Isla: paso San Sebastián al centro y paso Río Bellavista por el sur. La viabilidad logística incluye alojamiento y provisiones permanentes en Porvenir o paso San Sebastián, además de algunos refugios y hosterías en la zona sur que requieren previa coordinación.

El transporte debe movilizarse desde Punta Arenas por Primera Angostura o directamente a Porvenir. La infraestructura de caminos es buena, aunque la mayoría son de tierra y están habilitados sin mayores problemas entre los meses de octubre y abril. Sin embargo, el acceso a los puntos seleccionados al sur del río Grande considera caminatas de mediana duración y dificultad. Es factible también la integración a circuitos acuáticos con recalada en Puerto Yartou y Caleta María en el seno Almirantazgo.

***

Tierras húmedas y avifauna

Los humedales son superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad de marea baja no exceda los seis metros.

Por tratarse de una de las islas del archipiélago austral del continente americano, Tierra del Fuego se caracteriza por ofrecer una gran cantidad de humedales. Su flora está muy relacionada con la de Nueva Zelanda y con la de variadas islas subantárticas, lo que se condice con la existencia del ancestral supercontinente austral de Gondwanna, que uniera las grandes masas de tierra del Hemisferio Sur, hace unos 120 millones de años atrás.

Las costas, islas, estepas y humedales del gran archipiélago de Tierra del Fuego son el hábitat para un enorme número de aves residentes y visitantes. Muchas de ellas se asocian a específicos sectores marinos o terrestres de esta región del mundo, como el Albatros, los pingüinos y algunos playeros. En muchos casos su rango distribucional se restringe a la Patagonia, en tanto que en otros, como el amenazado Canquén o Cauquén Colorado, realizan importantes migraciones invernales, llegando hasta el centro de Argentina. Los abundantes humedales salobres y dulces del interior nor-fueguino son un verdadero magneto para las más variadas aves acuáticas. Estos ambientes albergan y proveen de alimento desde a los cisnes y patos residentes, hasta a los visitantes extremos como playeros provenientes de las regiones árticas de Norteamérica. Los coloridos Flamencos chilenos están presentes durante todo el año, aunque no se reproducen en Tierra del Fuego.

 

Lagunas de Porvenir

Al norte de la capital provincial de Tierra del Fuego se encuentra una serie de lagunas que conforman una zona de humedales ricos en flora y fauna. Entre estas se encuentra la presencia de una variada y rara avifauna terrestre y marítima que ha justificado la creación del Monumento Natural Laguna de Los Cisnes, a 6 km de Porvenir.

Pese a que en los últimos años su población se ha ido reduciendo producto de la desecación de la laguna, es posible observar especies comunes como el Cisne de cuello negro (Cygnus melancoryphus), el Cisne de cuello blanco (Coscoroba coscoroba), el Flamenco (Phoenicopterus chilensis), el  Canquén (Chloephaga poliocephala), Caiquén (Chloephaga picta), el Carancho o Traro (Polyborus plancus) y diversas especies de patos.

Adicionalmente se observan aves migratorias como el Playero de Lomo Blanco (Calidris fuscicollis) o el Chorlo de Magallanes (Pluvianellus socialis), una de las especies estrella de la isla grande de Tierra del Fuego.

Playero de Lomo Blanco | White-rumped Sandpiper (Calidris fuscicollis)

El Playero de Lomo Blanco realiza una magnífica migración desde la tundra ártica hasta las costas y lagunas interiores del centro-norte de Isla Grande. Bandadas de varios miles de individuos se concentran en los humedales situados al norte de Porvenir, junto a una gran variedad de otras aves playeras.

Chorlo de Magallanes | Magellanic Plover (Pluvianellus socialis)

Un ave endémica de la Patagonia. El Chorlo de Magallanes es una de las especialidades de Tierra del Fuego, y gran parte de su población mundial se encuentra en los humedales interiores del centro-norte de Isla Grande. Su origen y clasificación es ciertamente enigmático, y es considerado por muchos ornitólogos como una verdadera “curiosidad” dentro del grupo de las aves playeras. Durante el invierno austral emprende su migración por la costa atlántica, hasta el norte de la Patagonia Argentina.

Cisne de Cuello Negro | Black-necked Swan (Cygnus melanocorypha)

El Cisne de Cuello Negro es un ave representativa de todo el cono sur de América. Se caracteriza por su gran tamaño, el pico plomo con carúncula nasal roja y el plumaje blanco a excepción de cuello color negro que le da el nombre. Muy territorial, habita lagunas y pajonales con abundante vegetación y se alimenta de plantas acuáticas o algas como las que encuentra en abundancia en la laguna de los Cisnes al norte de Porvenir.

Viola maculata, Fam. Violaceae. Magallanes, Chile – November 2008

© Claudio F. Vidal, Fantastico Sur Expeditions

 

Lagunas de Filaret

A pesar de tratarse de una zona interior, no costera, en las llamadas “Lagunas de Filaret” de la pampa fueguina, este humedal está geográfica y ecosistémicamente vinculado con la bahía de San Sebastián en la costa atlántica argentina de Tierra del Fuego, área protegida para las aves costeras, declarada sitio RAMSAR en 1995. En efecto, la gran cantidad de lagunas que existen en estas tierras bajas se relaciona con la historia geológica de este territorio, ya que son producto del retroceso y posterior desaparición de glaciares existentes en el Pleistoceno,  (hace unos 12.000 años).

Esta zona húmeda en medio de la estepa patagónica, carente de vegetación de importancia y con un seco viento en verano, varía de acuerdo a las lluvias estacionales, permitiendo la existencia de una vegetación semidesértica de gramíneas y arbustos que son refugio para el Chorlo de Doble Collar y distintas especies de gansos silvestres como el Caiquén, el Canquén Común y el Canquén Colorado.

Chorlo de Doble Collar | Two-banded Plover (Charadrius falklandicus) – plumaje reproductivo

El Chorlo de Doble Collar es una de las aves playeras endémicas de la Patagonia. Una gran parte de su población reproductiva se encuentra en la costa y humedales interiores de la porción centro-norte de la Isla Grande. Durante los meses de invierno parte de su población permanece en el lugar, aunque grandes grupos emigran hacia el norte llegando hasta las costas del centro-norte de Chile.

Canquén Colorado | Ruddy-headed Goose (Chloephaga rubidiceps)

El ganso más amenazado de la Patagonia encuentra en las planicies y humedales del centro-norte de Tierra del Fuego un refugio para su última población continental, compuesta por no más de un millar de ejemplares. El visón, una especie de mustélido introducido, es su principal amenaza en la Isla. Luego de terminado el período reproductivo esta especie emprende su migración hacia las pampas argentinas, donde debe sortear otros peligros como la caza y la destrucción de su hábitat.

Flamenco Chileno | Chilean Flamingo (Phoenicopterus chilensis)

Inconfundible por su coloración general rosado blanquecina y alares rojos, sus largas patas y su pico de punta negra. Habita las lagunas salobres en áreas de estepa y algunas costas marinas desde la región del Maule al sur, hasta la zona norte de Tierra del Fuego.

Calceolaria uniflora, Fam. Scrophulariaceae. Magallanes, Chile

November 2008 © Claudio F. Vidal, Fantastico Sur Expeditions

 

Bahía Lomas

Este humedal abarca una extensión de unos 67 km de costa en aguas del Estrecho de Magallanes, hacia la embocadura oriental, antes de la Primera Angostura. Entre sus características más impresionantes se puede mencionar una extensa zona de inundación, de cerca de 8 km de espesor, que modifica sensiblemente al paisaje según se visite durante la alta o la baja marea, construyendo una experiencia única de tierra húmeda en constante dinamismo.

Su importancia está fundamentada en la gran cantidad de aves playeras que llegan a alimentarse cada año desde el hemisferio norte. Según algunos registros, se trata de más de 41.000 playeros árticos y 4.500 zarapitos de pico recto en cada temporada, lo que ha hecho merecedor a este humedal de su declaratoria como Sitio RAMSAR –Convención Sobre los Humedales de Importancia Internacional– y su inclusión en la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras, en 2009.

Playero de Baird | Baird’s Sandpiper (Calidris bairdii)

El Playero de Baird realiza cada año una impresionante migración desde las tundras de Alaska y Canadá hasta las planicies patagónicas y la costa fueguina. En los fangos de playa que deja la baja marea en Bahía Lomas encuentra un lugar propicio para su alimentación.

Zarapito de Pico Recto | Hudsonian Godwit (Limosa haemastica)

Dentro de las grandes migraciones del mundo destaca la épica travesía que el Zarapito de Pico Recto emprende desde sus sitios de nidificación situados en la bahía de Hudson –Canadá– hasta las planicies intermareales de Chiloé y Tierra del Fuego. Esta increíble travesía es realizada en unos cuantos días y con muy pocas paradas. Bahía Lomas ofrece a esta especie extensas planicies de limosa, donde puede alimentarse de una gran variedad de invertebrados marinos, los que alcanza con su larguísimo pico.

Chorlo Ártico | Grey Plover (Pluvialis squatarola)

El Chorlo Ártico es el más grande de los chorlos, de pico negro grueso y patas oscuras. Cambia su plumaje en época reproductiva, desde tonalidades café-grisáceas y blanquecinas a una apariencia más oscura, con una línea blanca que se extiende desde la frente hacia los costados. Habita planicies intermareales de limo y algunas playas arenosas, ocasionalmente algunos bordes de lagunas, generalmente en las costas atlánticas, salvo en Tierra del Fuego donde se le encuentra habitualmente en Bahía Lomas.

Frankenia chubutensis, Fam. Frankeniaceae. Magallanes, Chile – December 2008

© Claudio F. Vidal, Fantastico Sur Expeditions

 

Bahia Inútil

Este humedal se encuentra en el fondo de la bahía Inútil, en la costa occidental de Tierra del Fuego, hacia aguas del Estrecho en la zona más angosta de la Isla, flanqueada al oriente por la bahía de San Sebastián. Tiene una extensión de unos 20 km y se caracteriza por la existencia de distintas lagunas menores y el estuario del río Pantano que en esta zona llega al mar. Por tratarse de un humedal costero, en él es posible avistar aves marinas como el Cormorán Imperial, distintas especies de Gaviotas, Albatros y  especialmente al imponente Pingüino Rey que en el último tiempo ha iniciado el establecimiento de una pequeña colonia que incluso nidifica en la zona.

Cormorán Imperial | King Cormorant (Phalacrocorax atriceps albiventer) – plumaje reproductivo

Éste es el cormorán más abundante de las costas patagónicas de Chile y Argentina, encontrándose incluso en las Islas Malvinas (Falklands). Forma grandes colonias reproductivas, especialmente en islas y fiordos.

Pingüino Rey | King Penguin (Aptenodytes patagonica)

El más grande y elegante de los pingüinos subantárticos. Ha sido registrado durante muchas décadas en aguas fueguinas, pero nunca se pensó que pudiese nidificar en la Isla. Hoy se reúnen varias decenas de ejemplares en las productivas aguas de bahía Inútil, donde es posible que estén considerando establecer una nueva colonia reproductiva.

Gaviota Austral | Dolphin Gull (Leucophaeus scoresbii)

Una de las gaviotas más bellas del mundo es ciertamente la Gaviota Austral. Es un residente de las regiones más australes de la Patagonia y su rango incluye todas las costas de Tierra del Fuego hasta el Cabo de Hornos.

Oxalis enneaphylla, Fam. Oxalidaceae. Magallanes, Chile – November 2008

© Claudio F. Vidal, Fantastico Sur Expeditions

 

Turberas de Karukinka

Las turberas son un tipo de humedal frío, formadas en cuencas de origen glaciar que tienen una amplia y heterogénea distribución mundial, encontrándose sólo un cinco por ciento de ellas en el hemisferio sur. Constituyen acumulaciones profundas de materia orgánica parcialmente descompuesta en extensas áreas sin árboles, en ambientes saturados de agua. Poseen casi exclusivamente vegetación no vascular, la cual está dominada por el musgo Sphagnum, que otorga importantes servicios ecosistémicos, entre los que se incluyen la regulación de los ciclos hidrológicos que mantienen los bosques, el secuestro y almacenamiento a gran escala de CO2, uno de los principales gases que participa en el calentamiento global.

Karukinka es un área protegida de propiedad de Wildlife Conservation Society –WCS–, que alberga parte importante de las turberas y por lo tanto de la biodiversidad presente en Tierra del Fuego. Incluye un significativo territorio de cerca de 300.000 há al sur de la Isla, en las inmediaciones de los lagos Blanco, Lynch, Chico y Escondido, sector donde tiene su nacimiento el río Grande. La misión de este parque privado es conservar la vida silvestre y los paisajes que la sustentan, comprendiendo los aspectos críticos que la originan o afectan, diseñando soluciones con base científica e implementando acciones de conservación que beneficien a la naturaleza y a las personas.

Tiene grandes valores patrimoniales, pues contiene los más vastos y mejor conservados bosques subantárticos del mundo y varieda de especies emblemáticas de la Patagonia como son los guanacos y los cóndores, entre muchas otras. Es también custodio de la historia cultural de Tierra del Fuego, pues fue el último refugio de los Selknam, además de albergar parte del patrimonio industrial de la colonización europea en la zona.

WCS espera transformar Karukinka en un núcleo de conservación para Tierra del Fuego y la Patagonia, haciendo uso sustentable de estos ecosistemas australes, en conjunto con otras áreas de conservación y producción en beneficio de los chilenos. Con esto se aspira a transformar el modelo Karukinka en una forma de conservación de biodiversidad que nace de Tierra del Fuego para abrirse al mundo.

Chorlo Chileno | Rufous-chested Dotterel (Charadrius modestus)

El Chorlo Chileno presenta un muy llamativo plumaje durante el período reproductivo. Durante la primavera ocupa las altas turberas de los cerros para nidificar y, hacia comienzos del verano, cuando el polluelo ya puede volar, se desplaza hasta las costas fueguinas y patagónicas. Gran parte de su población migra hacia el norte de Chile durante los meses más fríos del año.

Perdicita Cordillerana Austral | White-bellied Seedsnipe (Attagis malouinus)

La Perdicita Cordillerana Austral es una de las aves menos conocidas de Chile y sólo se encuentra por sobre la línea de las nieves, ocupando áreas de desierto andino, en donde nidifica. Su plumaje y hábitos son extremadamente crípticos. Durante los meses invernales forma bandadas y desciende hacia las estepas del norte y centro de la Isla Grande.

Carpintero Negro (Campephilus magellanicus).

El Carpintero Negro es el más grande de los carpinteros de América y se encuentra en las zonas boscosas de la Patagonia Austral incluyendo Tierra del Fuego. Se alimenta de gusanos, larvas y otros insectos que obtiene de troncos viejos. Anida de preferencia en troncos verticales podridos.

 

Bibliografía Recomendada

LIBROS

AAVV: 12 Miradas sobre Selknam, Yaganes y Kawesqar. Editado por Carolina Odone y Meter Manson. Santiago, Taller Experimental Cuerpos Pintados Ltda., 2003.

BAERISWYL, Dante: Arquitectura en Punta Arenas. Casas de madera. Punta Arenas, Ed. Hielos Antárticos Ltda., 2003.

BENAVIDES, Juan y otros: Las estancias magallánicas. Santiago, Ed. Universitaria, 1999.

BORRERO, Luís Alberto: Los selk`nam (onas): su evolución cultural. Colección Desde Sudamérica, primera edición, mayo 1991.

BRAUN MENÉNDEZ, Armando: Pequeña historia magallánica. Buenos Aires, Ed. Francisco de Aguirre, 1937.

CAMPOS MENENDEZ, Enrique: Los Pioneros (Tres tomos). Santiago, Ed. Salesianos, 1983.

CHAPMAN, Anne: Los Selk`Nam, La Vida De Los Onas. Buenos Aires, Emece Editores, 1986.

CHAPMAN, Anne: Culturas tradicionales de la Patagonia. Hain. Ceremonia de iniciación Selknam. Santiago, Taller Experimental Cuerpos Pintados Ltda., 2003.

CHATWIN, Bruce: Patagonia. Bogotá, Ed. Norma, 1978.

CHATWIN, Bruce, THEROUX, Paul: Retorno a la Patagonia. Madrid, Ed. Anaya, 1997.

COLOANE, Francisco: Cuentos Escogidos. Madrid, Ollero & Ramos Editores, 1999.

DARWIN, Charles: Darwin en Chile (1832-1835). Santiago, Ed. Universitaria, 1996.

DE AGOSTINI, Alberto: Andes patagónicos. Viajes de exploración a la Cordillera patagónica austral. Segunda edición aumentada y corregida. Buenos Aires, 1945.

DE AGOSTINI, Alberto: Treinta años en Tierra del Fuego. Buenos Aires, Ed. Pevser, 1955.

FERNÁNDEZ, Julio, SUBIABRE, José Luis: Historia urbana y arquitectura de Porvenir. III Congreso de Historia de Magallanes, Porvenir, Ed. Municipalidad de Porvenir y Forestal Russfin, 1994.

GUSINDE, Martín: Culturas tradicionales de la Patagonia. Espíritus. Cuerpos Pintados Selknam. Fotografías de Matín Gusinde.  Santiago, Taller Experimental Cuerpos Pintados Ltda., 2003.

GUSINDE, Martín: Los Indios de Tierra del Fuego. Buenos Aires, CAEA, 1982.

GUSINDE, Martín: Expedición a la Tierra del Fuego. Santiago, Ed. Universitaria, 2003.

IPARRAGUIRRE, Silvia: La Tierra del Fuego. Buenos Aires, Ed. Alfaguara, 1998.

LOTHROP, Samuel: The indians of Tierra del Fuego. New York Museum. The American Indians, vol X, 1928.

MANNS, Patricio: El corazón a contraluz. Buenos Aires, Emece Editores, 1996.

MARTINIC, Mateo: Cartografía Magallánica, 1523-1945. Punta Arenas, Impresos Vanic Ltda., 1999.

MARTINIC, Mateo: La Tierra de los Fuegos. Segunda Edición revisada y aumentada. Punta Arenas, La Prensa Austral, 2009.

MASSONE Mauricio: Cultura Selk`nam (Ona). Santiago, Serie El Patrimonio Cultural Chileno, 1982.

RIVEROS, Juan Pablo: De la Tierra sin Fuegos. Concepción, Cosmigonon Editores, 2001.

 

ARTÍCULOS EN REVISTAS

BENAVIDES, Juan: Conjuntos arquitectónicos en la Patagonia, Las Estancias Magallánicas. EN: Revista CA N° 64.

HECHT, Romy: Cartografías Arquitectónicas: Visiones del Territorio de Magallanes.EN: Revista CA, Nº 96, 1999, Págs. 25-29.

HECHT, Romy: Trazado, Paisaje y Territorio: Cerro Sombrero y la Arquitectura del Petróleo en Magallanes. EN: Revista ARQ, Nº 51, 2002, Págs. 64-67.

MARTIC MILICEVI, Antonio: Breve historia de un minero aurífero (Memorias). Introducción, Conclusión y Notas por Mateo Martinic.  EN: Anales del Instituto de la Patagonia, Vol. 30, Punta Arenas, 2002, pp 212-233.

MARTINIC, Mateo: Drake y el descubrimiento de la insularidad fueguina. La evidencia cartográfica.  EN: Anales del Instituto de la Patagonia, vol. 26, Punta Arenas, 1998; pp 5-22.

PRIETO, Alfredo: Los selknam: una sociedad satisfecha.  EN: Anales del Instituto de la Patagonia, vol. 15, Punta Arenas, 1984, pp 71-79.

MASSONE, Mauricio; JACKSON, Donald; PRIETO, Alfredo: Perspectiva arqueológica de los Selk`nam. Santiago, Centro de Investigaciones Diego Barros Arana, Proyecto Fondecyt, 1993.

 

MATERIAL AUDIOVISUAL

AYLWIN, Christian: Nosotros somos los selknam [documental] producido por OVO films. 2002. 1 cinta (50 min), son., col., 16 mm.

DINAMARCA, Hernán: Estrecho de Magallanes: (Des) Encuentro de 2 miradas[documental] producido por Hernan Dinamarca. 2004. 1 cinta (60 min), son., col., DVCAM.

YENDEGAIA Un santuario del fin del mundo [video] producido por Fundación YENDEGAIA.

CANALES al SUR del Estrecho de Magallanes [documental] producido por Video 80 Producciones, Punta Arenas, Chile. 2004. 1 DVD, son., col.

KIEPJA, Lola: HAIN 34 cantos selknam [grabación] grabado por Anne Chapman en 1966. 2002. 1 DVD.

SELKNAM [documental] en serie Pueblos Originarios producido por TVN.

COLONO en Tierra del Fuego [documental] en serie Al Sur del Mundo producido por TVN.

La TIERRA de los Fuegos [documental] en serie Al Sur del Mundo producido por TVN.

DE AGOSTINI, Alberto María. Terre Magellaniche. [documental] producido por Alberto De Agostini. Italia, 1918. (106 min), 35mm.

 

DESCARGAS:

Brochure Humedales.pdf

Mapa de Ruta Humedales.pdf

Descargar Google Earth (gratuito)

Kmz

Instrucciones

Para descargar las Rutas Culturales de Tierra del Fuego sigue estas instrucciones:

1. Descarga la aplicación gratuita Google Earth y guárdala en tus aplicaciones

2. Descarga la ruta de tu preferencia con la extensión .kmz en el sector “Bajar Mapas”

3. Una vez que descargues el archivo .kmz tu sistema te pedirá escojas con que programa abrirlo. Debes seleccionar Google Earth y podrás ver y recorrer en detalle las rutas culturales de Tierra del Fuego Chile.

Una opción más sencilla es descargar la extensión .pdf para lo que sólo necesitas contar con Acrobat Reader.

Deja un comentario